Odón de Buen y la divulgación de las algas marinas, (1885-1913), por Dr. Juan Pérez- Rubín( Centro Oceanográfico de Málaga, IEO

Los vegetales de agua salada (algas y fanerógamas) han llamado la atención de navegantes y naturalistas nacionales de todos los tiempos. Destacamos entre ellos a Odón de Buen (1863-1945), fundador del Instituto Español de Oceanografía (IEO) en 1914, que mantuvo constante su interés por las algas a lo largo de su extensa vida de investigador, catedrático y divulgador de la biología marina en la España de entre siglos.

++++

Durante las dos últimas décadas del siglo XIX se produjo el renacimiento del estudio de las algas marinas nacionales con tres botánicos que sentaron las bases entre los años 1886-1889. Nos referimos a los catálogos publicados por Romualdo González Fragoso (1862-1928) sobre especies atlánticas andaluzas, Juan J. Rodríguez Femenías (1839-1905) para las mediterráneas, y el de Blas Lázaro Ibiza (1858-1921) centrado en las variedades de las costas gallegas y del Cantábrico. El conjunto de especies españolas catalogadas en esos trabajos ascendía a 580, cifra muy relevante si tenemos en cuenta que en inventarios contemporáneos de algas publicados en Francia se citaban solo unos 175 taxones. Aquel primer experto mencionado fue el único de ellos que publicó un modesto folleto divulgativo (La vida en las aguas. Las algas, 1886); aunque muy pobremente ilustrado, expuso aspectos taxonómicos y biológicos, valorando su utilidad para la alimentación humana y la industria.

 

La afición de Odón de Buen por los vegetales marinos comienza en 1885, cuando herboriza en el mar Cantábrico (Laredo, Santander) y envía ejemplares a su colega Lázaro Ibiza, que muy probablemente (según F. J. Dosil): “formen parte de los que dieron pie a una nota presentada por González Fragoso ante la Sociedad Española de Historia Natural en 1893, con el título Algas recogidas cerca de Laredo por D. Odón de Buen”.

Precisamente dos años antes de esa comunicación se había cubierto la falta de una atractiva monografía popular integradora sobre las algas con la recopilación bibliográfica llevada a cabo por el profesor de Buen para los dos primeros volúmenes de su manual Botánica con inclusión de la Geografía Botánica (1891 y 1892), que resultaron muy útiles para popularizar en España el estudio científico de las plantas marinas. En el primer tomo incluyó una estampa en color con diez especies diferentes y en el segundo menciona varios centenares de taxones marinos de todo el mundo, llevando a cabo un sencillo estudio comparado entre los mencionados inventarios españoles publicados hasta la fecha. [Figura 1].

 

Figura 1.- El manual Botánica con inclusión de la Geografía Botánica (O. de Buen, 1891 y 1892; editor: Montaner y Simón) y su lámina algológica en color. Calificada entonces como “edición muy lujosa” se vendía a 5 pts. el tomo

Figura 1.- El manual Botánica con inclusión de la Geografía Botánica (O. de Buen, 1891 y 1892; editor: Montaner y Simón) y su lámina algológica en color. Calificada entonces como “edición muy lujosa” se vendía a 5 pts. el tomo

En su posterior tratado de Historia Natural en dos tomos también incluyó nuevas láminas de algas, en este caso grabados en blanco y negro. Calificado como “edición popular”, con gran cantidad de ilustraciones, se fue vendiendo desde enero de 1896 en fascículos periódicos. En la figura 2 mostramos esa obra con el grabado relativo a un par de las especies más conocidas de sargazos: Sargassum bacciferum [= S. natans] y Sargassum podacanthum.

 

Cubierta de la “edición popular” de su Historia Natural en dos tomos profusamente ilustrados (O. de Buen, 1896; editor: Manuel Soler). Vendida por entregas y “con lujosa encuadernación especial” (a 20 pts. el tomo), fue reeditada adaptándose a los estudiantes hispanoamericanos (1897, Buenos Aires

Cubierta de la “edición popular” de su Historia Natural en dos tomos profusamente ilustrados (O. de Buen, 1896; editor: Manuel Soler). Vendida por entregas y “con lujosa encuadernación especial” (a 20 pts. el tomo), fue reeditada adaptándose a los estudiantes hispanoamericanos (1897, Buenos Aires)

Cromolitografías de algas, por el dibujante Ramón Costa Nolla (Enciclopedia Seguí, 1907). A la derecha una selección de especies del Mediterráneo, incluyendo ejemplares conservados en la colección particular del profesor Odón de Buen

Cromolitografías de algas, por el dibujante Ramón Costa Nolla (Enciclopedia Seguí, 1907). A la derecha una selección de especies del Mediterráneo, incluyendo ejemplares conservados en la colección particular del profesor Odón de Buen

A comienzos del siglo XX colaboró con la Enciclopedia Ilustrada Seguí (1907) documentando el capítulo correspondiente, que se publicó con una figura esquemática sobre la reproducción de las algas y atractivas cromolitografías integradoras, incluyéndose en la de especies del Mediterráneo ilustraciones de 18 ejemplares conservados en el herbario personal de Odón de Buen, entonces catedrático en la Universidad de Barcelona.

 

El mismo investigador había estudiado ejemplares obtenidos durante las campañas oceanográficas de 1903 y 1904 a bordo del buque francés Roland por Cataluña y posteriormente, en las revistas de la Sociedad Zoológica de Francia (1905) y de la Española de Historia Natural (1906), publicará sus relaciones algológicas, que sumaban una treintena de taxones frecuentes en diferentes ecosistemas bentónicos del archipiélago balear. En ese último artículo resume “las dificultades de la recolección y del estudio de las algas: hay que disponer de dragas y embarcaciones a propósito, que motivan gastos de alguna cuantía; hay que arrostrar las fatigas de la pesca del bou, o retribuir bien y adiestrar a los pescadores, y hay que contar con microscopio, bastante material y costosa biblioteca”.

 

 

Muestras de algas microscópicas (Diatomáceas y Peridíneas), pertenecientes al plancton vegetal o “Fitoplankton” (O. de Buen, 1913)

Muestras de algas microscópicas (Diatomáceas y Peridíneas), pertenecientes al plancton vegetal o “Fitoplankton” (O. de Buen, 1913)

Seguidamente, siendo Odón de Buen director del Laboratorio Biológico Marino de Mallorca, lleva a cabo sus primeras cuatro prospecciones oceanográficas por el área, entre los años 1907 y 1913, reuniendo en ellas unos 100 ejemplares de esas criptógamas marinas de Baleares. Recogió personalmente muchas algas y duplicados de ejemplares se enviaron a un especialista de la Universidad de Barcelona. Mas al sur, sus exploraciones en el mar de Alborán comenzaron en el sector melillense de Cabo Tres Forcas (1908), y en su posterior estudio recopilatorio de interés pesquero (Note sur les fonds et sur la pêche dans la côte méditerranéenne du Riff, 1913) menciona las aglomeraciones de las algas calcáreas Lithotamnion en el cascajo orgánico y los grandes ejemplares de la especie Laminaria bulbosa [Saccorhiza polyschides].

Finalmente, ese mismo año publicó un capítulo sobre las algas microscópicas o fitoplancton en su Nuevo Resumen de Botánica General (1913, Madrid).

 

REFERENCIAS

* Pérez-Rubín, J. 2015a. Odón de Buen (1863-1945) y los estudios de macroalgas en la España de entre siglos (1885-1906). Acta Botanica Malacitana, 40: 367-371.

* Pérez-Rubín, J. 2015b. Una muestra del herbario de algas de Odón de Buen (1863-1945) en una cromolitografía de 1907. Acta Botanica Malacitana, 40. 371-375.

No se admiten más comentarios.